original (1)

¿Natación en invierno? ¡Sí!

Existe esa pésima concepción de que en invierno es más difícil hacer ejercicio, sobre todo cuando se trata de natación. “¿Una fría alberca en el día más frío? ¡Qué horror! ¡La alberca es para días de verano!”

 

¡Pues es lo más falso que hemos escuchado!

 

Sí, podrá ser desmotivante si tienes mucho frío, pues lo único que quieres hacer es estar acostado y tapado viendo películas. Pero en realidad la natación en invierno tiene muchísimos beneficios.

 

La natación generalmente se hace en lugares cerrados (como en PuntAlta, que tenemos una alberca techada), por lo que la excusa del frío realmente no tiene fundamentos. Además, la temperatura del agua se controla muy bien.

 

Por otro lado, la natación es uno de los deportes más completos, y hacerlo durante la época del año en que, generalmente, más comemos es una gran ayuda para no caer en el sobrepeso.

 

Además, terminando la rutina podrías ir al jacuzzi de PuntAlta a tomar un rico baño caliente, algo sumamente beneficioso para tu cuerpo.

 

Por último, otra enorme ventaja es que al salir del agua, te vas a sentir muy relajado y vas a dormir como bebé. ¡Todavía más con la deliciosa colcha que te rodee!

 

Lo difícil es empezar, pero no seguir durante toda la época. ¡Anímate y aprovecha esta amenidad!

 

Fuente: Cosas de Salud

  • Share:

Leave A Comment