migdal5_9682_615x

Juegos contrastantes

Casa O Cuatro surgió del profundo análisis de las necesidades de sus habitantes, del entendimiento del lugar y de la búsqueda de un correcto funcionamiento espacial. Jaime Varón, Abraham y Alex Metta de Migdal Arquitectos, junto con su extenso equipo creativo concibieron esta casa ubicada en la Ciudad de México; en ella sobresale la composición armónica de la naturaleza, en contraste con la arquitectura franca del edificio. La vegetación de la casa se nutre de sus líneas puras, generando un filtro visual contra el paisaje urbano así como privacidad y cobijo a los habitantes.

Foto vía Rafael Gamo Fasi

 

La residencia se divide en sus áreas públicas y privadas a través de un juego de volúmenes de geometría pura (en donde el cuerpo superior parece flotar en el espacio). Enfatizado por la piedra oscura, este bloque se vuelve más sólido, pero sin perder ligereza (la cual contrasta con el área pública, que es transparente y de colores claros). La casa se comunica mediante un corredor de doble altura que inunda de luz natural todos los espacios. Asimismo, la conexión entre el interior y el exterior se logra a través de puertas y terrazas amplias que forman un espacio totalmente continuo a la vista. A través de grandes ventanales, el jardín se vuelve un elemento de conexión entre las áreas públicas.

 

La luz del sol fue fundamental en la concepción de Casa O Cuatro. Gracias a los ventanales de cristal y a las perforaciones en los techos, se crearon grandes áreas que se iluminan de forma natural durante la mayor parte del día. Sin embargo, cuidaron a detalle el proyecto de alumbrado, que fue desarrollado por Ecostudio XV, liderado por la arquitecta Claudia Espinosa. Una de las premisas para este proyecto fue lograr plafones muy limpios y que se diera una luz muy flexible y discreta mediante rieles y spots que refuerzan la continuidad espacial.


Por su parte, se utilizaron lámparas con diseño escultórico para resaltar áreas protagonistas. En cuanto al interiorismo, se mezclaron diferentes estilos sin perder la pureza del proyecto. Procurando respetar las líneas rectas y los colores sobrios, se crearon diferentes atmósferas para cada espacio. Además, el equipo empleó los mismos elementos (mármol, piedra caliza y madera), para no perder la homogeneidad del lenguaje. Empleando materiales fríos y fusionándolos con notas cálidas, como la madera y el jardín frondoso de Casa O Cuatro, Migdal Arquitectos concibió un sitio sobrio y moderno sin olvidar la calidez de un hogar.
Artículo vía AD México

  • Share:

Leave A Comment